El internet y la privacidad de tus datos.

En la actualidad vivimos en una época en la que el internet es una parte indispensable en nuestra vida, tanto en aspectos personales como laborales, tal es el grado de dependencia que muchas personas no “vivirían” sin esta herramienta, y esto se debe en gran parte a que el internet nos facilita prácticamente todo, permitiéndonos realizar la búsqueda de cualquier información que necesitemos e inclusive dejándonos “subir” a internet información o trabajos personales para poder disponer de ellos en el momento y lugar que lo necesitemos, y lo mas importante, las redes sociales. pero… ¿Qué tan segura o privada es la información que subimos a internet?

Según el estudio “hábitos de los usuarios en ciberseguridad en México” realizado en el presente año por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de un total de 5011 participantes de toda la república Mexicana, 27% ha sufrido robo de identidad en medios digitales, 21% ha sufrido fraudes financieros y 17% ha sufrido extorsión por el envío de fotografías con poca o nula ropa.

Una de las causas más comunes por las que ocurren este tipo de extorsiones es debido a que la mayoría de nosotros cometemos el mismo error al ingresar a una página web o crear una cuenta en alguna red social, el error que cometemos es aceptar términos y condiciones sin antes leerlos. La mayoría de las redes sociales nos indican en los términos y condiciones que sin importar que nosotros tengamos nuestra información como privada, al aceptarlos les damos el acceso total a nuestros datos.

Es por esta razón que debemos de tener mucho cuidado con la información personal que brindemos a estos sitios ya que no sabemos realmente quienes están detrás de éstos y con qué fines utilicen nuestra información, en especial en sitios no oficiales o de dudosa reputación que no cuenten con un certificado de seguridad que nos garantice que nuestra información estará protegida.

Además de las medidas de seguridad planteadas anteriormente, también hay que tener cuidado con las cosas que publicamos en redes sociales y sitios de internet, pues nada que se sube a internet se borra para siempre, porque además de que puede que el sitio no borre contenidos de su bases de datos, no estamos seguros de quién puede ver nuestras imágenes o publicaciones y quiénes las hayan descargado para sus propios fines. Por eso, antes de subir información al internet o publicar en redes sociales, es recomendable tomar las siguientes precauciones:

Asegúrate de tener un antivirus instalado

Los antivirus son la primera línea de defensa contra los virus o los spywares que puedan ser descargados de la red e infectar tu equipo, lo que le da acceso a hackers a tus archivos o hasta las contraseñas de tus cuentas.

Lee las políticas de privacidad

Como dijimos anteriormente, es importante leer las políticas de privacidad así como los términos y condiciones que tiene un sitio web antes de aceptarlos. Porque es posible que los sitios a los que nos registramos, den acceso a nuestra información a otros.

Evita compartir tu información personal con desconocidos

Es importante no compartir nuestros datos o fotografías con personas desconocidas, además de procurar no compartir nuestra ubicación seguido, pues esto les brinda a otras personas nuestra localización constante y, con el tiempo pueden deducir cuál es nuestro horario cotidiano.

Revisa que las páginas que visitas tengan su certificado de seguridad actualizado

Para hacer esto sólo falta revisar que la dirección del sitio contenga un https al inicio, ya que el “s” es el indicativo de seguridad. Para confirmar que sea cierto y vigente, podemos darle click al candado que aparece a la izquierda de la dirección.

Utiliza una contraseña segura y actualízala cada cierto tiempo

Según la lista anual que publica la empresa de seguridad SplashData, algunas de las contraseñas mas comunes en internet son “123456”, “111111”, “qwerty” y “password” (Contraseña). Claves que, si bien son fáciles de recordar, también son muy fáciles de adivinar y que un programa de fuerza bruta puede obtener en cuestión de milisegundos. Para prevenir esto, es recomendable utilizar distintas combinaciones de números y letras, utilizar diferentes contraseñas para diferentes cuentas y evitar que el navegador recuerde nuestras claves de acceso.

No entres a sitios sospechosos

Si no conocemos el nombre de la página en un link, es mejor no acceder a ésta, ya que puede contener cookies o anuncios maliciosos. Hay que asegurarse de que el sitio sea legítimo y evitar entrar a páginas inseguras o abrir correos de desconocidos.

¿Qué tan segura o privada es la información que subes a internet?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *